16 octubre, 2006

El arca de Noé

Ya comenté el otro día que habíamos tenido una rana (¿sapo?) en el garaje. Pues hoy hemos visto otra.

Ranita 2.0


La otra era igual pero más graciosa, porque vivia en un pequeño agujero, y cuando llegaba con el coche se solía asomar. Lo malo es que se escondía enseguida y no había quien la pillara. En la foto no se nota, pero no llegará a medir ni 2 cm. Por cierto, que si aguien sabe algo de ranas que nos ilustre.

A esta la ha cazado valientemente Moni. La tengo metida en una caja de cartón y mañana la llevaré por la mañana "al paraiso de las ranas". La verdad es que no se donde está eso, pero la dejaré por ahí por el monte en algún lugar húmedo y lejano.

Por cierto, sr. Calle: Es buen momento para que arranque aúpa Herodes y nos cuente sus batallitas Londoneras, antes de que el sr. Petros de su versión de los hechos que seguro que difiere de la suya.


Durante la redacción de este post ningún animal a sufrido maltrato, daño o vejación alguna.

3 comentarios:

Hubert Felix dijo...

Las hay, las hay (o lasai no sé muy bien).

El viaje ha sido cojonudo, ya os iremos contando cosillas.

por cierto, ya tengo la cámara, pero como no podía ser de otro modo, primero me estoy leyendo el libro de instrucciones.

Lo del blog, is under construction.

tam dijo...

Se de uno al que se le van a poner los dientes largos en Urbasa.

cobete dijo...

El BLOF de Calle?? Siii!! mis plegarias han sido escuchadas