21 agosto, 2007

Sonorama

Dicen por ahí que los que vamos a esos festivales somos unos frikis. Pues a ver si es cierto porque había unas tias repartiendo flyers de un "cantautor", o algo así:


Al loro con la narración de la muerte del palomo, que dramatismo.

¿Pero qué co_o hacían en el sonorama? No creo que pensaran en serio que iban a captar a alguien para su concierto. Ahora entiendo lo que significa predicar en el desierto.

5 comentarios:

Hubert Felix dijo...

Pues igual sí que intercedió por mí, porque habría que calificar de MILAGRO el que encontrara la puta tienda de campaña en plena noche.

Los de quechua se han forrado, pero nos han jodido a los pulpos perdidos en garajes.

Les voy a mandar un mail contándoselo, igual le canonizan antes... (si no tendrán que hacer como siempre, soltar panoja)

Esto de los santos es como la lista de los 40 Principales, cuanto más tela sueltes, más alto llegas...

Gerardo dijo...

Ponte banderitas como los pijopunks de ciertos festivales en todo lo alto de la quechua.Eso si no pongas la bandera del che o la de palestina por que te encontras con el mismo problema...miles de quechuas con la banderita del che

Hubert Felix dijo...

El problema no era banderitas o no. El problema es que no se distinguía una de otra porque no había luz, teníamos puesto un cartel del ebrovisión pegado a un árbol y ni aún así... ¿sería el alcohol?

Gerardo dijo...

Puede,o los porros o una sabia combinación....

aupa Tormantos dijo...

O el Tasio, que te pones en los festivales como los orcos, cabroncete